Lo más importante para el crecimiento económico de tu negocio, es saber qué estás haciendo bien y qué cosas se podrían mejorar y para eso, qué mejor que preguntárselo directamente a tus clientes, ya que podríamos estar dejando de dar un servicio que creemos que no tiene cabida en nuestro negocio pero tu propio cliente lo demanda y ya lo está buscando en otro centro. Anímate a preguntarles con una pequeña encuesta y así, podrás obtener un feedback confiable de primera mano para aumentar la rentabilidad de tu centro.

Según el resultado que obtengas podrás decidirte a comprar esos nuevos productos o equipos o primeramente ir incluyendo el servicio poco a poco hasta que veas que está realmente consolidado y lo adquieras como propio para añadirlo a tu negocio.