¿Conocemos qué tipos de equipos de hifu hay en el mercado a día de hoy?

Cada día nos encontramos con muchos casos en los que el cliente no sabe qué decisión tomar ni a quien creer cuando les ofrecen un sistema hifu. Desde que conocemos el sistema primer sistema que salió al mercado, han ido saliendo muchas copias, ¿pero todas igual de efectivas?

No debemos nunca fijarnos en una marca en concreto y pensar que, porque se parezca a esa o sea esa marca, tiene que ser la mejor y que como bien se dice, nadie da duros a peseta.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que sea un equipo que esté certificado si o si y una vez que tengamos claro que así es, ya que no todas lo están porque no pasan ni la mitad de las pruebas de laboratorio, que sea un equipo que se adapte a las necesidades que nuestra clientela nos demanda, ¿queremos realizar más tratamientos faciales o corporales?

También tenemos que tener claro y hacérselo llegar a nuestros clientes y personal cualificado, qué beneficios nos va a aportar, no es una simple radiofrecuencia o cavitación, es una alternativa al bisturí, una técnica no invasiva que logra acercarse y mucho a esos resultados, y que, con una buena preparación, diagnostico, control y dieta, igual que en el caso de que pasásemos por quirófano, los resultados serán espectaculares.

Si nos inclinamos más a realizar los tratamientos faciales porque al final la cara es lo que tenemos visible todo el año, debemos buscar un equipo que nos permita realizar ese tratamiento de una manera precisa y sin riesgos, un equipo de cartuchos de una línea es lo ideal, ya que al paciente le resulta menos molesto ir realizando de línea en línea y podemos ser más preciso, debemos pensar que lo que tenemos en nuestras manos es un bisturí y que de esa manera podemos terminar dibujando el ovalo de la cara según el tratamiento personalizado de cada paciente.

Si nos inclinamos por  realizar los tratamientos corporales, desde nuestra experiencia, es más adecuado el sistema hifu disparo continuo de mono punto, porque trabajaremos toda la zona elevando la temperatura de los tejidos hasta 75 Grados de una manera más cómoda y segura para el paciente, pudiendo realizar las micro quemaduras o no, dependiendo de los casos a tratar, la manera de trabajarlo se asemejaría mucho a la cavitación, pudiendo ver los primero resultados de manera inmediata y los finales a partir de los 21 días, obteniendo la disolución de los nódulos de grasa, remodelando el cuerpo y haciendo desaparecer la piel de naranja, pudiendo realizar las sesiones a partir de las 3 semanas y dependiendo de la evolución del paciente.

Recordad que cada paciente es distinto y necesita su diagnóstico personalizado y seguimiento. Si aunamos la tecnología adecuada, con una buena formación y el mejor personal, los resultados estarán garantizados.

Leave a Reply